• Pregunta: Hola soy un alumno de 3º de la ESO del instituto IES la estrella. ¿Por qué cuanto menos se mueve un ser vivo más suele vivir? Ejm: Los líquenes, muchos árboles y algunas tortugas se mueven muy poco y viven mucho, en cambio los delfines, moscas, gatos y otros animales de movimientos rápidos no suelen vivir mucho.

    Preguntado por diegomorilla2001 a Óscar, Omar, Dolores, Bárbara el 20 Abr 2016.
    • Foto: Omar Flores Rodríguez

      Omar Flores Rodríguez contestada el 20 Abr 2016:


      Hola Diego.

      Antes de nada, hay que señalar que eso no siempre es así; hay seres que se mueven poco y viven poco (como algunos animales sésiles de corta vida, o plantas anuales), y otros que pese a moverse mucho, viven bastante. Hay aves y mamíferos que son “velocistas” (que corren mucho), y aun así viven bastantes décadas.

      Pero acepto tu observación, parece haber una cierta correlación negativa en muchos seres entre su movilidad y su longevidad. Ambas cuestiones atienden a muchos factores que las han ido determinando a lo largo de la evolución de esas especies, y no se podría dar una única relación directa entre movilidad y longevidad. Pero puede haber ciertas relaciones indirectas, y voy a tratar de explicarte alguna hipótesis que se me ocurre para tu observación.

      Tengamos en cuenta que moverse mucho es consumir mucha energía. Y al igual que pasa con los aparatos electrónicos que usamos, el uso desgasta, así que cuanto más “usemos el cuerpo”, más lo desgastamos. Eso dicho brevemente, pero te lo explicaré con términos más científicos.
      En primer lugar, consumimos oxígeno, cuanto más ejercicio hagamos, más oxígeno utilizamos en la respiración. Y el oxígeno es bastante dañino (aquí http://goo.gl/W9jyQd comento que el oxígeno supuso la muerte de muchos de los microorganismos que lo produjeron cuando casi no había en la atmósfera). Durante el proceso químico en el que interviene el oxígeno en nuestras células, se generan moléculas que se denominan “radicales libres de oxígeno”, que tienen mucho poder oxidante; esto significa que reaccionan con otras moléculas de la célula, cambiándolas, y eso provoca daños a la célula. Las células tienen enzimas para combatir esos radicales libres, pero aun así, el consumo de oxígeno les provoca daños. Cuando más oxígeno consumimos, más daño hace a nuestras células. Y si las células sufren daños, los tejidos tienen que repararse, aumentando la multiplicación celular, lo que hace que envejezcan más rápido (aquí explico eso: https://litio.somoscientificos.es/2016/04/por-que-las-celulas-se-mueren).

      Por tanto, al tener una gran movilidad, se incrementa el consumo de oxígeno, y se envejece más rápido.
      Resulta paradójico que necesitemos respirar oxígeno para vivir, y al mismo tiempo eso nos haga envejecer más rápido y morir antes, ¿verdad?

      El hecho de que los organismos más longevos (como algunos árboles o líquenes) duren tanto también tiene que ver con dos cuestiones. Una está relacionada con lo anterior: no solo se mueven menos, sino que además su metabolismo es mucho más lento. Algunos líquenes viven en zonas muy frías, así que sus procesos celulares son muy lentos. Así duran mucho tiempo, aunque es como si viviesen “a cámara lenta”, es decir, muy despacito. Como si para ellos varios años pasasen con la rapidez con la que nosotros sentimos pasar solo unas semanas.
      La otra cuestión es que sus células son algo diferentes a las nuestras. Con esto me refiero a las células de plantas y líquenes (no a las tortugas; esas son como nosotros, simplemente unos animales muy longevos). Seguro que has oído hablar de las células madre. En la mayoría de los animales, una célula madre puede convertirse en cualquier otra célula, pero luego ya no puede volver a cambiar. Pues las plantas nos superan en eso: todas sus células son “totipotentes”, lo que significa que pueden reconvertirse en cualquier otra célula, incluso aunque ya se hubiesen convertido en un tipo antes. Y además, todas las células vegetales pueden sintetizar todas las hormonas de una planta (aunque lo normal es que se repartan la tarea y cada hormona se sintetice en un tejido diferente); nosotros no podemos hacer eso, tenemos órganos y células encargados de cada hormona, y ningún otro puede hacerlo.

      Eso permite a las plantas regenerarse mucho mejor de los daños, pueden regenerar cualquier órgano… incluso puede surgir una nueva planta entera a partir de unas pocas células (a partir de un tumor vegetal). Además, muchos de esos individuos se reproducen de forma asexual, creciendo bajo el suelo y generando nuevos tallos, que parecen plantas diferentes pero no lo son. En Canadá hay un bosque donde todos los árboles son en realidad un único individuo, que ha crecido durante muchísimo tiempo (puede que incluso milenios). Y hay más bosques por el mundo donde todo lo que parecen árboles, son en realidad solo dos o tres individuos (y esto se nota, además de por genética, por ejemplo en que en otoño las hojas cambian de color en el bosque por áreas, aquellas que pertenecen a cada individuo).

      Con todo lo que pueden hacer las plantas, no es de extrañar que muchas vivan tanto. Es como si la muerte fuese algo que pudiesen esquivar durante mucho tiempo.
      Estas son algunas de las cosas que aprendí en la carrera de biología. Llegué a ella pensando que las plantas son aburridas, y que solo son interesantes los animales, y descubrí que todos los seres vivos son alucinantes. Yo quería ser zoólogo (como he visto que has puesto tú en tu perfil), pero después de aprender tanto en biología, me hice ecólogo para poder estudiar a todos los seres vivos 😉

    • Foto: Dolores Bueno López

      Dolores Bueno López contestada el 20 Abr 2016:


      Poco que decir: no tengo mucha idea, y Omar te ha dado una respuesta super completa de la que he aprendido mogollón, así que ¡gracias a ambos!

Comentarios