• Pregunta: ¿cuál es el experimento más peligroso que has hecho? jajaja salu2

    Preguntado por santos y retayo a Bárbara, Dolores, JoseMiguel, Omar, Óscar el 9 Abr 2016.
    • Foto: Omar Flores Rodríguez

      Omar Flores Rodríguez contestada el 9 Abr 2016:


      Actualmente mis experimentos no son demasiado peligrosos. Como mucho, puedo correr el peligro de encontrarme con algún animal salvaje (como jabalíes) y que me ataquen, pero no es probable (suelen huir).

      Quizá los experimentos más peligrosos los realicé mientras hacía la carrera de biología, en las prácticas de química. Teníamos que manejar productos bastante peligrosos.
      Recuerdo una vez en que estrenamos un laboratorio nuevo, y yo me di cuenta de que en mi mesa no había ningún lavabo, ni veía ningún otro (y conviene tener uno cerca por si hay accidentes). Comenté con los compañeros ese peligro, pero no le dimos demasiada importancia (y fue un error).

      Pues justo ese día tuve un accidente. No recuerdo bien qué estábamos analizando (fue hace unos 6 años), pero sí recuerdo que teníamos que utilizar ácido sulfúrico. Yo lo estaba echando con una pipeta (un tubito de cristal que permite coger y echar líquidos), cuando de repente noté que me picaban mucho las manos. Y cuando miré, me di cuenta de que mi pipeta tenía una raja (muy pequeñita y difícil de ver), y el ácido se había salido por ella y me había llegado a las manos.
      Inmediatamente solté la pipeta y me limpié las manos con el mantel de papel, que empezó a quemarse y a soltar humo. Y luego corrí en busca del lavabo que no había visto antes, y tardé como medio minuto en localizar uno. Resulta que estaban en las mesas de atrás, tapados por unos paneles.

      Me lavé las manos con abundante agua, y por suerte no sufrí daños importantes, más que un ligero dolor que se me pasó pronto.
      Pero algunas personas han llegado a sufrir daños severos por accidentes así con ácidos. Una profesora mía perdió un ojo (antes de darme clase a mí), y una compañera de unas amigas mías se quedó ciega (aunque por suerte de forma temporal); en ambos casos, les había saltado ácido a la cara.

      En el laboratorio siempre es muy importante tener mucho cuidado, seguir las indicaciones de seguridad, y tener localizados los elementos de emergencia por si hay accidentes.
      Saludos.

    • Foto: Oscar Huertas Rosales

      Oscar Huertas Rosales contestada el 9 Abr 2016:


      Cuando estaba en la carrera, era alumno interno del departamento de Parasitología. Trabajaba con parásitos muy peligroso para el hombre como Leishmania (que puede causar muerte en perros y por eso os sonará. Es transmitida por un mosquito) y Trypanosoma (mas conocida como enfermedad de Chagas o del sueño). Yo tenía que cultivar esos parásitos y luego infectar ratones con ellos para ver como desarrollaban la enfermedad y ver si los medicamentos que estábamos probando eran de utilidad frente a la enfermedad. Al infectar a los ratones, podía correr el riesgo de infectarte a ti mismo. Por suerte siempre lo hacía con mucho cuidado y no me pasó nada.

      Luego he trabajado con radioactividad. Ya sabéis que es muy peligrosa y se usa en las centrales nucleares para generar energía. En biología a veces necesitamos trabajar con isótopos radiactivos para poder ver cosas muy pequeñas. Cuando trabajas con eso tienes que tener mucho cuidado porque si te expones mucho pueden provocarte mutaciones y cáncer radioinducido. Por suerte también hay protocolos de seguridad que impiden que eso suceda.

      Si se siguen las normas, no debe haber peligro.

    • Foto: Bárbara M Varela Rodríguez

      Bárbara M Varela Rodríguez contestada el 9 Abr 2016:


      Hola 868ttta25,

      teniendo un poco de cuidado y siguiendo los protocolos adecuados de trabajo, los experimentos con los que trabajo no son demasiado peligrosos, aunque es cierto, que con la cosa más sencilla sin querer puedes tener un accidente y llevarte un pequeño susto.
      Habitualmente trabajo con diferentes compuestos que son un poco peligrosos, desde ácidos como el clorhídrico, sulfúrico etc hasta otros como el reactivo TRI. Algunos de ellos son peligrosos por causar irritación, quemaduras, otros son nocivos/tóxicos por inhalación, carcinógenos, etc. Por eso es importante conocer los riesgos de los productos con los que trabajas y usarlos de la forma correcta tomando las medidas apropiadas.

      Aún así, concretando un poco más tu pregunta, uno de los experimentos más peligrosos que hice fue trabajando con ARN, ya que tuve que emplear bromuro de etidio el cual se cree que es mutagénico e irritante en los ojos, piel, mucosas y tracto respiratorio (existen otros productos que podemos emplear en lugar de este, pero en ese momento, no disponíamos de instalaciones apropiadas, equipos y dinero para comprarlos y teníamos cantidades en exceso de cuando sólo se comercializaba este producto, entonces ¡¡¡LO USAMOS!!!). Además durante el mismo experimento, tuvimos que emplear isótopos radioactivos (para esto si disponíamos del lugar/materiales adecuados para trabajar con radiactividad).

      Afortunadamente todo fue bien, no tuvimos ningún accidente!!! Y os puedo asegurar que además de no tener todavía 4 ojos, 3 piernas o 2 cabezas, no recibí una cantidad de radiactividad preocupante para mi salud.

      Cuando se trabaja con radiactividad, tenemos unos contadores que se llaman CONTADOR GEIGER, disponemos de varios en el lugar de trabajo para saber la radiactividad que hay, pero también hay unos de tamaño pequeño que nos ponemos las personas en la bata/ropa de trabajo para saber la cantidad de radiación que recibimos.
      Estos contadores que nos ponemos las personas son individuales no los compartimos entre nosotros, ya que nos sirven para conocer a que cantidad de radiactividad estamos expuestos y cumplir con la normativa Europea.
      La dosis efectiva para trabajadores expuestos durante un período de cinco años consecutivos no puede ser superior a 100 mSv con una dosis efectiva máxima de 50 mSv en un mismo año.

      Por cierto, que sepáis que la RAE acepta tanto radioactividad como radiactividad (por si alguno tenía dudas!!!).

    • Foto: Dolores Bueno López

      Dolores Bueno López contestada el 9 Abr 2016:


      La mayoría de los días trabajo con gases a alta presión (115 bar). En general, hay protocolos para que no pase nada, en concreto lo que se llaman discos de ruptura: cuando la presión sube por encima de niveles que serían peligrosos, se rompe el disco y se libera la presión. Así no hay accidentes con las personas, aunque toca sustituir el disco por uno nuevo. A mí no me ha ocurrido nunca, pero tengo compañeros que han estado en el laboratorio cuando se ha roto y se han pegado un buen susto con el ¡¡¡BUUUUUM!!!, incluso una no quería ni acercarse a las bombonas de gases durante meses después del trauma que tenía.

      Supongo que es en la carrera cuando trabajé con cosas más peligrosas, pero ya casi se me ha olvidado (soy como Dori la de Buscando a Nemo): había ácido sulfúrico (una chica se causó quemaduras por pasarse el guante con restos de ácido por la cara), mecheros Bunsen (la primera vez en el laboratorio los usamos para hacer capilares de vidrio; yo empujé sin querer a una compañera y se quemó los dedos por mi culpa), reacciones muy exotérmicas o explosivas que hacíamos en la campana pero que aún así te pegaban susto… Eran entretenidas las prácticas del laboratorio xDD

Comentarios