• Pregunta: ¿Alguna vez ha abido problemas con algun experimento? ¿Qué pasó?

    Preguntado por Miguel a Bárbara, Dolores, JoseMiguel, Omar, Óscar el 11 Abr 2016. Esta pregunta también fue realizada por Alicia.
    • Foto: Bárbara M Varela Rodríguez

      Bárbara M Varela Rodríguez contestada el 11 Abr 2016:


      Hola Miguel,
      si te refieres a una “catástrofe” de momento no he provocado ninguna je je.
      Si recuerdo algunos accidentes que tuvieron mis compañeros en clase… como caérseles un bote de alcohol al lado de un mechero (y prender casi arder una poyata del laboratorio) y cosas del estilo.
      Si te refieres a problemas, en referente a que un experimento salga mal o no consiga la respuesta a lo que busco, sí, muchas veces… pero bueno, de los errores se aprende y seguimos con más ganas o probando cosas nuevas.

    • Foto: Dolores Bueno López

      Dolores Bueno López contestada el 13 Abr 2016:


      Sí, es bastante normal equivocarte en algún momento del experimento, porque somos humanos… También a veces hay problemas externos como que se te vaya la luz…, o que algún compañero preocupado te cierre la llave de gases, y llenes tu bomba de nada :O y haya que volver a rellenar con la llave abierta. Lo bueno es que, en general, hay muchas medidas de seguridad para evitar accidentes graves.

    • Foto: Omar Flores Rodríguez

      Omar Flores Rodríguez contestada el 13 Abr 2016:


      Hola Miguel y Alicia.

      En mi profesión, la ecología, el mayor problema es que nuestros experimentos los tenemos que hacer casi siempre en medio del campo, al aire libre, en lugares donde pasan muchos animales salvajes, personas (que también son animales salvajes jeje), e incluso hay fenómenos ambientales (como las lluvias) que a veces nos estropean experimentos.

      Lo más frecuente es que dejemos algo en el campo, y desaparezca, porque se lo haya llevado algún animal (conejos, jabalíes, personas…).
      Por eso normalmente ponemos muchas repeticiones de todo. Si queremos poner algo, ponemos 20 cosas iguales de cada tipo. Por eso a veces acabamos poniendo cientos de muestras solo para medir unas pocas cosas. Así, aunque perdamos algunas, nos quedan suficientes para que el experimento salga bien.

      Os voy a contar una anécdota curiosa. Yo he trabajado con hormigas antes de lo que hago ahora. La forma de capturarlas (porque necesitamos miles de muchos lugares diferentes) es poniendo trampas “pitfall”, que es algo muy sencillo de hacer: enterrar botes a ras de suelo, para que las hormigas caigan dentro (caen todo tipo de insectos y arácnidos; animales más grandes no porque usamos botes pequeños). En esos botes, ponemos alcohol, para que las hormigas no se estropeen y nos las podamos llevar al laboratorio.

      A mí varios de esos botes me los quitaron los animales salvajes, aunque por suerte solo unos pocos. Pero mis profesores me contaron que ellos, una vez, perdieron cientos de botes por culpa de un rebaño de ovejas. Las ovejas habían encontrado los botes, y se habían puesto a sacarlos y a beberse el alcohol.
      ¡Las ovejas hicieron botellón con el experimento!

Comentarios