• Pregunta: ¿Crees que es posible que se puedan desarrollar virus o bacterias capaz de causar un efecto similar a un "zombie"?

    Preguntado por Udi a Omar, Dolores el 8 Abr 2016.
    • Foto: Omar Flores Rodríguez

      Omar Flores Rodríguez contestada el 8 Abr 2016:


      Hola Udi.
      Tu pregunta es interesante, y también plantea una cuestión divertida. Los científicos también solemos ser frikis, y por ejemplo cuando vemos películas o series de zombis, nos fijamos en qué cosas podrían tener sentido científico, y cuáles no son posibles.

      La respuesta a tu pregunta es compleja, así que permíteme que me extienda respondiendo. Depende de a qué rasgo de los zombis nos refiramos, podría hacerse real o no. Por ejemplo, no es posible que existan seres que se mantengan en movimiento indefinidamente sin alimentarse (como en muchas películas de zombis, que aunque estos no coman, parece que pasan años caminando sin agotar sus energías). Todo ser necesita energía para moverse, y si se mueve sin obtener ninguna fuente de energía (como es el alimento), en algún momento se le tienen que “agotar las pilas”.

      Tampoco es posible que un cuerpo esté medio destruido y aun así se mueva como si nada. En muchas películas se ve a algunos zombis que son casi esqueletos, que han perdido músculos en piernas o brazos, y que aun así se siguen moviendo como si el hecho de no morir también les diese el poder de moverse como por arte de magia. Si se pierden los músculos, ya no se pueden mover los huesos, así que eso no es posible.

      Por otro lado, que algunas personas se comportasen como los zombis sí sería posible. Si hablamos por ejemplo de que caminen y ataquen de manera salvaje, como si no se parasen a pensar lo que hacen; que fuesen capaces de morder e incluso comerse a otra persona, o de avanzar hacia el fuego o algún peligro sin preocuparse por su seguridad, como si su cerebro actuase de forma automática sin pensar, o dicho metafóricamente, como si “no hubiese nadie al volante”. Eso es posible (aunque no fácil) porque bastaría con que algún patógeno atacase ciertas zonas del cerebro. Podría pasar si algún virus, hongo o bacteria dañase las zonas del cerebro (como la corteza cerebral) que son responsables de nuestros pensamientos más “elevados”, aquellos que nos hacen seres inteligentes, y que permiten que nos preocupemos por otras personas o que seamos capaces de razonar qué cosas son peligrosas para nosotros.

      También podría pasar si por ejemplo algún hongo o bacteria, al infectarnos, por su metabolismo produce alguna sustancia que, si llega a nuestro cerebro, consigue provocar ese efecto de anular nuestros pensamientos más elevados. Sería como una droga que alterase mucho el funcionamiento del cerebro; hay algunas drogas que tienen efectos tan potentes que, quienes las consumen, cometen locuras sin darse cuenta, como atacar a otras personas e incluso morderlas.

      Todo esto lo digo hablando de forma teórica. A mí no se me ocurre algo concreto que pudiese hacer eso, pero supongo que sí podemos considerar que cabe esa posibilidad. Sobre todo porque en realidad sí que existen seres que podríamos considerar zombis, aunque no entre los humanos, pero sí en otros animales. Voy a dar varios ejemplos:

      El más conocido es el de la rabia, esa enfermedad infecciosa provocada por un virus, que afecta al cerebro y puede provocar comportamientos alterados. La rabia provoca impulsos violentos que llevan a atacar y morder de forma irracional, incluso a animales más grandes y peligrosos a los que el animal con rabia nunca atacaría si estuviese sano. Eso en cierto modo es como ser un tipo de zombi.

      Por otro lado, están algunos animales que son parasitados por otros animales, que consiguen alterar su comportamiento. Este es el caso de unos gusanos parásitos que se clasifican científicamente en el Filo Nematomorpha, o nematomorfos, que tienen un ciclo de vida que necesita parasitar a insectos. Los adultos viven libres en el agua (nos los podemos encontrar incluso en los charcos de lluvia), y ahí ponen huevos, que son ingeridos por insectos. Entonces las larvas salen del huevo dentro del insecto, y se alimentan de lo que come el insecto mientras crecen. Cuando llegan a ser adultas, necesitan salir del insecto, y necesitan que esté en el agua (porque si salen a tierra se mueren), de manera que son capaces de controlar químicamente al insecto como si fuese un zombi. Le obligan a ir hacia el agua y saltar dentro de ella (el insecto muere ahogado), y así el nematomorfo adulto puede salir para vivir en el agua hasta que se reproduzca y ponga más huevos.

      Dejo aquí un vídeo donde se puede ver cómo un grillo parasitado se arroja al agua, y se ahoga mientras el gusano sale de su cuerpo (aviso que puede ser un poco desagradable, así que si a alguien le dan mucho asco estás cosas, mejor que no lo mire):

      Quizás uno de los casos más reales de animales zombis sea el que se produce en insectos parasitados por algunos hongos. Este es el caso del hongo “Cordyceps unilateralis” (también denominado “Ophiocordyceps unilateralis”), que infecta a hormigas (se ha descubierto en varias especies de hormigas, aunque prefiere parasitar a las hormigas de la especie “Camponotus leonardi”, ya que las controla más fácilmente). Cuando las esporas del hongo alcanzan a estas hormigas, el hongo empieza a crecer dentro de ellas, comiéndoselas por dentro. Al cabo de muy poco tiempo, consiguen que la hormiga empiece a actuar de forma rara; se separa del resto de hormigas, y el hongo provoca que la hormiga haga cosas tan extrañas como lanzarse desde los árboles hacia la vegetación del suelo del bosque, o que muerda una hoja y se quede colgando de ella. Estas cosas tan raras para la hormiga son beneficiosas para que el hongo termine de desarrollarse. El hongo es capaz incluso de mover la mandíbula de la hormiga después de que esta muera. Y cuando ha terminado de crecer dentro de ella y la ha matado, del cuerpo de la hormiga sale una pequeña seta, que es como el hongo dispersa sus esporas para que vayan a infectar a más hormigas.

      Hay muchos hongos así que parasitan a diferentes tipos de insectos. Aquí dejo otro vídeo que muestra varios insectos parasitados de esta forma:

      Esto no es una amenaza para los humanos, pero sabiendo que existen, no es tan difícil imaginar que pudiese desarrollarse (de forma natural o intencionada por nosotros) algún organismo que nos parasitase y nos convirtiese en zombis.
      Espero que esta respuesta te aclare algunas dudas, aunque probablemente te generará otras muchas dudas. Pregunta todo lo que quieras sobre zombis, e intentaré responderte a todo lo que pueda.

    • Foto: Dolores Bueno López

      Dolores Bueno López contestada el 9 Abr 2016:


      Pedazo respuesta que se ha marcado el amigo Omar. Poco más que añadir: a mí me flipó cuándo me enteré de todos esos ejemplos “zombis” de la naturaleza en hormigas, etc. El mundo de los parásitos es flipante!, os dejo con una entrada que escribió Óscar hace unos años: http://lastupidezestremendamentmasinteresant.blogspot.com.es/2012/10/como-has-cambiado-carino.html

      Y alguna otra de ciencia y zombis:

      http://www.hablandodeciencia.com/articulos/2012/08/03/muertos-vivientes/

      http://www.hablandodeciencia.com/articulos/2012/04/23/the-walking-dead/

Comentarios