• Pregunta: ¿Como harías para que una zona afectada por un fuego volviera a estar como antes, en el menor tiempo posible?

    Preguntado por Sara a Omar el 20 Abr 2016.
    • Foto: Omar Flores Rodríguez

      Omar Flores Rodríguez contestada el 20 Abr 2016:


      Hola Sara.

      Siempre que nos encontremos con un problema, lo primero es estudiarlo. Igual que cuando vamos al médico con una enfermedad, y este primero nos examina para determinar la causa, antes de darnos ningún medicamento.
      Así que el primer paso es estudiar científicamente cómo ha quedado la zona afectada por el fuego. Realizar análisis químicos del suelo, y de otras propiedades importantes. Y estudiar la vegetación de la zona, porque algunas zonas son más tolerantes que otras a los incendios. Hay ecosistemas bastante adaptados, que son capaces de regenerarse bien, y otros a los que les cuesta más. Así que antes de hacer nada, es necesario conocer muy bien qué es lo que necesita esa zona, y qué riesgos puede correr su recuperación.

      Uno de los mayores problemas con las zonas quemadas es que aumenta mucho la erosión del suelo, perdiéndose sus nutrientes, y su potencial para que se desarrolle ahí la vegetación tal como era antes. Cuando más se erosione, más lento será el proceso de recuperación. Y no hay una solución que sirva igual para todas las ocasiones, pues como comentaba antes, depende del tipo de zona.
      Una cosa que se puede hacer es vigilar los rebrotes, hacer plantaciones en aquellas áreas donde salgan menos plantas, e incluso quitar algunas de áreas donde crezcan muchas muy juntas, para que no compitan entre ellas y puedan crecer mejor. Cuando antes vuelta a cubrirse el suelo de vegetación (primero herbáceas y luego matorrales), más protegido estará contra la erosión, y antes empezará a recuperar las condiciones necesarias para que se vuelva a desarrollar el ecosistema quemado.

      Es muy importante ser pacientes, no se pueden acelerar mucho los procesos de recuperación, o no se conseguirán bien. La recuperación de un ecosistema quemado requiere un proceso de sucesión ecológica secundaria (aquí tienes más información al respecto: https://bioteoria.wordpress.com/2015/10/18/ecological-succession/).
      De manera resumida, esto es como cocinar un buen plato de comida. Si queremos que salga rico, debemos cocinarlo con paciencia, a fuego lento. Si lo intentamos acelerar mucho y lo cocinamos directamente en el microondas, no sabrá igual de bien.

      Pues del mismo modo, no se puede restaurar un ecosistema con prisa. Requiere su tiempo para volver a estar como antes. Lo mejor que podemos hacer para que llegue a estar como antes, y tarde lo menos posible (dentro de lo que tarda normalmente), es evitar que sufra más daños (como una excesiva erosión del suelo), y cuidar que su proceso de sucesión ecológica siga su curso correctamente. Se puede acelerar un poco, por ejemplo fomentando el desarrollo de árboles, pero no hay que excederse en esa aceleración. Los organismos más tardíos, como los árboles, necesitan que primero se hayan desarrollado otras fases de la sucesión, de herbáceas y arbustos, que transformarán el suelo, volviendo a llenarlo de nutrientes, materia orgánica, y condiciones adecuadas para que el ecosistema vuelva a ser lo que era.

      En esto sirve el mismo refrán que dice “vísteme despacio, que tengo prisa.” 😉

Comentarios